10.6.06

2. ESCANEANDO PARA ANIMACIÓN

Escaneando para Animación:

El trabajo de escaneado en Dibujo Animado requiere máxima eficiencia porque de su buena ejecución depende parte de la calidad mínima del trabajo y además suele ser una tarea intensiva en cuanto a la cantidad de veces que lo vamos a tener que hacer (para diez segundos de animación a dos fotogramas se puede llegar hasta 125 escaneados...por nivel)

Requerimientos normales:

  • Hay que escoger el tamaño de imagen adecuado. Con poca resolución la imagen puede pixelar. Con resolución superflua , se tarda más en escanear , se ocupa excesivos espacio y memoria en el ordenador y además se ralentiza todo el proceso. El criterio es sobrepasar moderadamente el tamaño de imagen requerido , y no tomar como única referencia los dpi o puntos por pulgada sino el ancho por alto.

La excepción, tanto para fondos como para dibujos de animación es cuando se va a usar un campo muy pequeño o habrá un acercamiento de cámara, en cuyo caso conviene preverlo y escanear a más resolución. Esto se puede calcular en la interfaz del escaner tomando como punto de partida cual sería la resolución para el campo más abierto .










A la izquierda, típica interfaz de escáner, donde se establece el tamano de las imágenes a explorar.

A la derecha, tablas donde se muestra cómo hay que aumentar la resolución para campos más pequeños. Como se ve, para un plano donde haya un acercamiento a campo 4 desde campo 12 , habrá que triplicar la resolución (de 721x521 a 2178x1567)





  • Los dibujos para animación se suelen escanear en escala de grises (salvo casos excepcionales), a diferencia de los fondos, que obviamente suelen ser a color.

  • Siempre crear imágenes en RGB (no trabajamos para impresión)

  • ¡Salvad las imágenes como tiff o tga, nunca en formatos comprimidos si necesitamos una mínima calidad!

RECOMENDACIONES:

  • En Windows, numerar los dibujos al salvarlos usando ceros , por ejemplo 001, 002 etc si vamos a escanear más de 100 imágenes. O 01 ,02 etc entre 10 y 100.

  • Tener en cuenta las necesidades del software de animación. Por ejemplo Animo, cuando se escanea desde el propio programa en lugar de importar las imágenes ofrece unas resoluciones prefijadas. Pero si las importamos debemos calcularlo de antemano. Si miras en las opciones de outpout (render) de Animo en Director puedes ver que resoluciones típicas tiene cada formato.

  • Salvar y apuntar las resoluciones, encuadres y configuraciones de brillo y contraste que nos funcionen.

  • En el caso de fondos a color usar la máxima profundidad de color posible. En el caso de overlays, considerar si hace falta guardar el canal alfa para conservar transparencias.

  • Los procesos de rotación de imágenes se pueden automatizar en Photoshop o aplicaciones externas como ACDSEE pero en Animo no es necesario, pues podemos indicar al programa cualquier orientación.

  • Si escaneamos "off-pegs" tanto en Animo como CTP conviene escanear la imagen de forma que se vean los pivotes en negro, para lo cual debemos situar una imagen negra en la tapa del escáner. Cerciorarse de que se ha especificado en el software que vamos a usar esa modalidad.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal